Defensor del Pueblo gestiona con éxito cirugía de recluso

Lunes, 26 Diciembre 2016

Fachada Hospital Docente Dr. Francisco E. Moscoso Puello

Santo Domingo. Un recluso, carente de recursos económicos para cubrir la cirugía de cierre de colostomía, solicitó ayuda al Defensor del Pueblo, al encontrarse muy afectado de salud, debido a padecimiento del colon, situación ante la cual, la titular de esta institución ofreció oportuna asistencia, desde la institución que dirige, cubriendo el costo total del procedimiento, con recursos propios.

Para la Defensora del Pueblo, encontrar internos en cárceles del país en esa situación, constituye” un oprobio a los derechos humanos; dándonos en la cara”.  Por lo que, dando cumplimiento a la Ley 19-01, agotó ante las dependencias competentes, todos los trámites, para contribuir a garantizar el derecho a la salud y mejorar el estado de vida, de esta persona que solicitó asistencia.

El Defensor del Pueblo, para ofrecer bienestar al interno, solicitó a la Dirección General de Prisiones, así como, a la directora del Hospital Docente Dr. Francisco E. Moscoso Puello, doctora Belkys Pimentel, asistir al recluso de la cárcel La Victoria, ofreciendo su mano solidaria; amparados en el humanismo, para reconstruirle la colostomía.

La Defensora del Pueblo, doctora Zoila Martínez Guante, luego de gestionar cubrió los costos del cierre de colostomía, realizado al recluso en el Hospital Docente Dr. Francisco E. Moscoso Puello, este miércoles 21 de diciembre, quien solicitó el auxilio de la institución encargada de vigilar que en el país se garanticen los derechos fundamentales de la población.

La doctora Zoila Martínez Guante, asumió el pago antes y durante la cirugía, procedimiento que incluyó estudios, medicamentos, materiales pre quirúrgicos como antibióticos, laxantes, sueros para hidratación, enemas, bolsa de colostomía, entre otros.

El interno que cumple prisión preventiva, agradeció a la titular del Defensor del Pueblo, toda la ayuda ofrecida. Dijo que antes se sentía desamparado y había perdido la fe, pero la solidaria acción de esta institución y la forma como su titular respondió, le ha dado una nueva oportunidad para avanzar en la vida, y ser mejor ser humano en lo adelante.

El equipo de médicos que le asistieron, estuvo coordinado por el cirujano Tomás Caraballo.

De acuerdo a la Ley 42-01, la salud es, un medio para el logro del bienestar común y un fin para el desarrollo humano. Las Normas Internacionales de Derechos Humanos para Funcionarios de Instituciones Penitenciarias, obligan a los Estados y a sus agentes, incluidos los funcionarios de prisiones, en cuanto al derechos de los reclusos en materia de salud.

Estas normativas indican que:” toda persona tiene derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental. Es un requisito básico que toda persona detenida o presa sea sometida a un examen médico con la menor dilación posible después de su ingreso en el lugar de detención o prisión. En caso de necesitarlo, debe tener acceso a cualquier tratamiento médico necesario, el que se ofrecerá en forma gratuita. Incluso, el recluso tendrá derecho en general a solicitar una segunda opinión médica. Y acceso a los servicios de salud de que disponga el país”.

 

 DSC 1491  EL recluso muientras recibe atencioens previo a la operación  Recluso junto a la Dra Michelle Feliz Veras Cirujana gral