Defensora del Pueblo dice Loma Miranda es intocable

Martes, 23 Febrero 2021

Santo Domingo.  La defensora del pueblo, doctora Zoila Martínez, ponderó el plan de viviendas construidas y reconstruidas, impulsado y solicitado por el Defensor del Pueblo, para beneficiar a personas que viven en extrema pobreza, al respecto indico: “a las personas que solicitaron reparación y construcción de casitas, aunque no esté en la institución, seguiré respaldándolos. Como saben en La Guázuma de Samaná, gestionamos entre otros proyectos, la construcción de 43 viviendas destinadas a personas de escasos recursos, que vivieron durante muchos años en las cuevas de Ojo de Agua en Las Galeras, de esa provincia, Falta agua y electricidad, pero accionamos para que esos servicios les sean cubiertos”. 

Felicitó el Plan Dominicana Se Reconstruye, que realiza el Estado dominicano actualmente, a través del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI); construcción de viviendas dignas para la población más necesitada. En ese orden, lamentó la situación que viven los residentes en los principales barrios populosos y-o marginados del país, la gran cantidad de embarazos en mujeres jóvenes y de parturientas. Citó también el caso de los empacadores de los supermercados, quienes generalmente trabajan sin sueldos, a mereced de propinas de los consumidores.

La información la ofreció al ser entrevistada este martes 23 de febrero en el programa Micrófono Abierto, que se transmite por Radio Popular. En cuanto a la presunta explotación de Loma Miranda, fue enfática al expresar: “es intocable, no queremos un país despoblado de su capa vegetal, sin agua, y contaminado”. Cuestionó acerca de ¿en qué se invirtió el dinero obtenido por consecuencia de la explotación de las lomas de Bonao?, ¿en qué se benefició el pueblo?. “República Dominicana lo tiene todo, si, pero para el grupo poderoso, el otro grupo: los pobres, no tienen nada”, indicó la doctora Zoila Martínez Guante.

Exhortó a la población vulnerable, acudir al Defensor del Pueblo por las distintas vías de contacto, visitando sus oficinas o enviando sus quejas y reclamaciones a través de las distintas redes sociales y el correo institucional, para reclamar sus derechos, “esté yo como Defensora del Pueblo  o no, esta es su casa. Cuando el pueblo se una y exija sus beneficios y prerrogativas consagradas en la Constitución, con espíritu cívico, entonces nosotros avanzaremos como país”.