El Defensor del Pueblo ha solicitado de manera permanente abastecer de agua a la población, terminar y construir presas

Miércoles, 03 Marzo 2021

Desde 2014, el Defensor del Pueblo ha solicitado de manera permanente al pasado y actual presidente de la República, diputados, senadores, Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado (INAPA) y a la Corporación de Acueductos y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), entre otras instituciones, accionar para llevar agua a la población, haciendo énfasis en el fragmento poblacional más vulnerable y empobrecido.

 

Es por esta razón que el Defensor del Pueblo felicita la decisión del presidente Luis Abinader Corona, de terminar la construcción de las presas de Guayubín y Monte Grande, además, construir otras presas y presitas a nivel nacional, una solicitud del Defensor del Pueblo, realizada reiteradamente desde 2014.

 

Este sábado 27 de Febrero, durante su discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional, el primer mandatario señaló que: “la República Dominicana debe aspirar a llevar agua potable a todos los hogares, y a tener ríos limpios, en los que sancionaremos las extracciones mineras ilegales, cuencas y acuíferos en equilibrio y recursos hídricos garantizados para la producción agrícola.

 

Todo este esfuerzo requiere de una voluntad política colectiva para crear un marco legal que regule el uso, la conservación y el aprovechamiento de nuestra agua.

 

Para lograrlo, vamos a proponer al país un gran acuerdo por al agua…, como parte de esas inversiones, estamos agilizando la construcción de la presa de Monte Grande, que incorporará 450.000 nuevas tareas para cultivos…, nosotros nos comprometemos a terminarla para finales del próximo año.

 

Asimismo, vamos a acelerar la construcción de la presa de Guayubín…, y la del Alto Yuna, Otra presa fundamental para nuestros planes en el sector de aguas potables, que se encuentra en fase de planificación y que abastecerá de agua al Gran Santo Domingo y mitigara los daños por inundaciones por las crecidas del río Yuna que se producen casi anualmente…”.

 

En ese sentido, recordamos que dotar de agua a las comunidades del país ha sido una sugerencia permanente del Defensor del Pueblo, sobre todo llevarla a lugares donde nunca llega o ha llegado este vital líquido, como Fondo Negro, en Barahona. 

 

La Defensora del Pueblo en sus distintas correspondencias enviadas desde 2014 al expresidente Lic. Danilo Medina Sánchez, legisladores, directores de INAPA y la CAASD, así como al presidente Luis Abinader Corona, también exhortó tomar en cuenta la época de sequía que tiene nuestro país y en ella ir en auxilio de los productores agrícolas, sobre todo en las provincias y localidades donde no hay canales de riego. 

 

Además de la terminación de la presa de Monte Grande, solicitó además, en distintos momentos la construcción de dos presas que se nutran del rio Ámina, provincia Valverde, Mao, para garantizar agua a la población residente en el polígono del Cibao Central.

 

De igual forma, desde 2014, ha solicitado para el bienestar de la población dominicana, el dragado y la reforestación de las inmediaciones de las presas que posee la República Dominicana, llegando incluso, el Defensor del Pueblo a donar plántulas frutales y endémicas para el fortalecimiento de la capa boscosa.

 

El derecho al agua, consagrado en el artículo 61 de la Constitución, es promovido constantemente por el Defensor del Pueblo.

 

Artículo 61. Derecho a la salud. “Toda persona tiene derecho a la salud integral. En consecuencia: 1) El Estado debe velar por la protección de la salud de todas las personas, el acceso al agua potable, el mejoramiento de la alimentación, de los servicios sanitarios, las condiciones higiénicas, el saneamiento ambiental, así como procurar los medios para la prevención y tratamiento de todas las enfermedades, asegurando el acceso a medicamentos de calidad y dando asistencia médica y hospitalaria gratuita a quienes la requieran…”.