Defensor del Pueblo aboga por la inocuidad y la seguridad alimentaria desde la perspectiva de Derechos Humanos

En el panel los expertos analizaron las políticas públicas, además de las acciones para combatir la desnutrición y la obesidad en la población.

Compartir

Compartir

Print Friendly, PDF & Email

Compartir

Publicado; jueves 26 de octubre del 2023

Santo Domingo. – Con el objetivo de impulsar acciones que promuevan la seguridad alimentaria en la República Dominicana, el Defensor del Pueblo realizó un conversatorio con especialistas que debatieron los avances y retos sobre la alimentación desde una perspectiva de derechos humanos.

Bajo el tema “Inocuidad y Seguridad Alimentaria desde la perspectiva de Derechos Humanos”, el titular de la institución Pablo Ulloa encabezó el encuentro que reunió a representantes gubernamentales, de la sociedad civil y actores del sector agroalimentario, que tiene la finalidad de identificar soluciones integrales e iniciativas concretas que contribuyan a la implementación de una política nacional para fortalecer los niveles de nutrición, evaluación y la garantía de una alimentación saludable.

Ulloa indicó que en el encuentro se plantearon acciones que contribuyen al reclamo efectivo de los derechos y que fomenten la conciencia de la población en torno al tema, desde el punto de vista de la salud y el desarrollo del país.

“La seguridad alimentaria va más allá del simple hecho de tener la provisión, porque implica la investigación, calidad, también que tenga una relación funcional con el desarrollo del concepto del derecho a la salud”, explicó el servidor público.

Asimismo, detalló que los expertos examinaron las políticas y estrategias estatales en la actualidad para garantizar la soberanía alimentaria, en el cual realizaron recomendaciones a fin del fortalecimiento y mejoras de las mismas.

“Trabajamos con la misión de lograr la transformación que necesita el país para vivir con igualdad, justicia social y equidad”, agregó el Defensor.

Durante el panel, los expositores plantearon la incidencia de los factores que contribuyen al desbalance alimenticio en la población, lo que conlleva a una serie de enfermedades y complicaciones de salud.

En ese orden, el embajador de la República Dominicana en la Naciones Unidas con sede en Roma, Mario Arvelo, alertó que los reportes mundiales muestran un panorama alarmante de inseguridad alimentaria, al puntualizar que más de 700 millones de personas son afectadas.

“La inseguridad alimentaria incluye las diversas formas de mal nutrición, como la desnutrición por escases de nutrientes, la carencia de micronutrientes, el sobrepeso y la obesidad”, especificó el diplomático.

Mientras que el doctor Richard Marine, destacó la importancia de la evaluación nutricional en las escuelas y el monitoreo en la calidad de los alimentos, como parte de los elementos fundamentales para la prevención.

El médico nutriólogo señaló los beneficios para la salud de los huertos en los planteles escolares. Además de la promoción de la lactancia materna, indicando que garantiza el 60% de inmunidad en los infantes y previene enfermedades.

“Se estima que para el 2030 en cada hogar debería haber un huerto para que empiece la persona a tener comida orgánica”, afirmó.

De su lado, la embajadora de buena voluntad de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Guadalupe Valdez resaltó los avances en el tema de derechos, la función del Estado dominicano en garantizar el respeto a la dignidad, igualdad y equidad.

“Cuando hay políticas públicas y marcos legales que se cumplen podemos avanzar para erradicar el hambre”, expresó Valdez.

Indicó que el país enfrenta retos en relación al cambio climático, pobreza, desempleo, falta de educación, desperdicio de alimentos, entre otros. Agregó que una dieta saludable es fundamental para seguir avanzando.

En cambio, el comunicador Jonathan Liriano resaltó la importancia de la política preventiva en temas de alimentación, al tiempo de puntualizar que el 70% de las muertes en el país están relacionadas con el consumo de alimentos super procesados.

“Con la educación podemos trasformar los niveles de salud de la población”, dijo.

Asimismo, el político y comunicador José Laluz se refirió a los riesgos del consumo de la denominada comida chatarra y la falta de regulación de productos que contribuyen al detrimento de la salud.

“No tenemos un problema de alimentación, tenemos un problema de sobrealimentación chatarra”, criticó, al tiempo de resaltar que se necesita la implementación de una política de alimentación. 

De igual modo, la encargada del Departamento de Calidad de los Alimentos del Instituto Nacional De Bienestar Estudiantil (INABIE), Luz Josefina Felipe, resaltó el impacto en los alumnos del programa de alimentación en los planteles escolares.

La funcionaria habló sobre la responsabilidad de la entidad estatal de velar por la correcta elaboración de los alimentos cumpliendo con todos los parámetros de calidad.

Valoró la propuesta del Defensor del Pueblo de reunir a todos los actores del sector a debatir las fortalezas y debilidades con las que cuenta el país referente al tema.

“Por primera vez se han consultado todos los sectores en este tema tan importante”, expresó.

Mientras que la encargada del Departamento de Nutrición de INABIE, Yomaira Tejeda, hablo de las acciones que ejecuta la institución, las cuales han impactado a más de 2 millones de beneficiarios, tanto en niños como en adultos.

“Trabajamos para mejorar la calidad de los alimentos”, expresó.

Se refirió a los proyectos que ejecutan en los centros educativos, las evaluaciones nutricionales, suplemento nutricional, capacitaciones a los proveedores; además de la relación entre alimentación y salud guía de actividad física.

De su lado, la directora de Nutrición del Ministerio de Salud Pública, Patricia Grullón se refirió a los planes y estrategias para garantizar el derecho a la alimentación en la población.

También a los riesgos asociados a los alimentos que pueden incidir en la salud de los consumidores, el monitoreo a la industria, etc.

Todos los expertos coincidieron en que encuentros como estos deben realizarse de manera constante, además de generar acciones que motiven a la conciencia ciudadana.

Dentro de las autoridades que estuvieron presentes en el conversatorio por el Defensor del Pueblo se destacan Ana Martich, primera adjunta; Darío Nin, segundo adjunto; Roberto Quiroz, primer suplente; Miguel Puello segundo, segundo suplente; Julián Valdez director de la Oficina de Oportunidades, entre otras personalidades de la institución.

Imagenes destacadas del evento

Más artículos relacionados

Translate »